Make your own free website on Tripod.com
 
Principal ...·... Letras ...·... Buscar ...·... Contacto ...·... Links  
 
Almafuerte - Vivo Obras
1. Introduccion
2. Almafuerte
3. Las aguas turbias suben esta vez
4. Homenaje
5. Hombre Peste
6. 1999
7. Convide rutero
8. El visitante
9. Los delirios del defacto
10. Amanecer en Open Door
11. Del mas alla
12. De un mañana bajo tierra
13. El pibe tigre
14. Lucero del alba
15. A vos amigo
16. Popurri
17. Libre de temor

 

 

 

 

 

 

 

 


Almafuerte
De muy pibe me encontré,
con tu estatua una tarde.
Luego de eso, comencé a leer
tu nombre en muchas partes.
Colectivos, comercios, salones.
Bibliotecas Populares.
Calles, barrios, pueblos, bares.
Y sentí en mí de vos saber.
En San Justo escuché, a mis abuelos
nombrarte.
Tuve suerte el día que a tus
escritos llegué.
Masticaste soledad, por no callar
verdades.
Y contra la ignorancia guerreaste,
sin títulos que te respalden.
Esta canción quiere tu nombre
llevarse.
Como se lleva mi voz para que
guarde quien siente.
Fue por querer, y por si alguno
no sabe
que hice mío tu nombre,
Almafuerte.

Las aguas turbias suben esta vez
Las aguas turbias
Suben esta vez.
Brota el agua del subsuelo
pudriendose las raíces.
Y el pueblo porteño se aflige
si no para de llover.
Se saturan de evacuados
tinglados grises.
Pues los cauces entubados
no se dejan contener.
Y pronto todo está inundado,
menos que mañana
y mas que siempre.
De llegar la sudestada
arrimando al río.
Junto a la tormenta brava,
el final se hará evidente.
Sobrevivirá el valiente,
huirán los ricos.
Antes de que los lavabos
regurgiten defecciones.
Sé que dirán que estoy errado.
Que es imposible
que no puede suceder.
Que la antigua predicción
esté cumpliendose.
Las aguas turbias.
Suben esta vez.
Brota el agua del subsuelo
pudriendose las raíces.
Y el pueblo porteño
se aflige si no para de llover.
Se saturan de evacuados
tinglados grises.
Pues los cauces entubados
no se dejan contener.
Y pronto todo está inundado,
menos que mañana
y mas que siempre.
Sé que dirán que estoy errado.
Que es imposible
que no puede suceder.
Que la antigua predicción
esté cumpliendose.
Las aguas turbias.
Suben esta vez.

Homenaje
Ñandubayzal en Entre Ríos
Gualeguaychú suburbano.
Donde mi vagar halló destino
Maestro amigo y hermano; sí.
Rancho plantau junto al camino
que va hacia el río curveando.
Pasión de santos, vi un gaucho vivo
y me arrimé a saludarlo.
Mucha riqueza adquirí al conocerle
graves decires de aguda intuición.
Como no cantarle a la honra de un jinete
exponente vivo de la tradición
eslabón perdido.
Si te mandas por ser quien siente
que no te gane el espanto.
Muchos se van a otros países
buscando un gurú o un algo.
Si lo encontrás quisiera le recuerdes.
que yo le canto con toda mi voz.
y esta guitarra soleando pretende
decirte amigo soy contigo
Augusto Romero voy a vos.
Si lo encontrás quisiera le recuerdes.
que yo le canto con toda mi voz.
y es la guitarra del Tano que pretende
decirte amigo, voy a vos.
Mucha riqueza adquirí al conocerle
graves decires de aguda intuición.
Como no cantarle a la honra de un jinete
exponente vivo de la tradición
eslabón perdido.
Ñandubayzal en Entre Ríos
Gualeguaychú suburbano.

Hombre peste
Una madre lloraba de descontento.
Pues su hijo escapando fue descubierto.
La familia toda a pleno lamentó la herida,
de esa madre dando el grito,
de porqué le hiciste esto a mamita.
No faltó el bruto consejo de avisarle a la policía.
La falopa tiene droga.
Gritó el tano de la esquina.
Se atomó la maiguana
informó el tío Cose
y enterado el vecindario,
internado sé que fue.
Charlas de reventados, arrepentidos.
No evitaron que fugase,
de un salto limpio.
Por el parque Leloir, llegó al oeste.
Y con chamuyo legal,
testeó el ambiente,
encontrando así a su igual,
rápidamente.
Pues para escaparse ha nacido.
El hombre peste

1999
Falsa Fe, falso perdón de los pecados.
Dioses que, fueron vendidos y comprados.
Por cretinos que olvidaron que
el infierno es hoy.
Y que, el motivo ocultado reencarnación.
Por la T.V.. Varones putos y egoístas.
Muestran que fue, mintiendo amor como sonrisas.
Lo peor es dejarse llevar por la mierda que,
los mal cogidos de antaño siguen predicando.
No es por razón de la fuerza,
sino, por fuerza de razón.
Que la hora de su hora ya llegó.
Sin perseguirme, mando yo mi parecer.
Y que reviente el que banque,
o se aguante, Quien no es conmigo.
No es por razón de la fuerza,
sino, por fuerza de razón.
Que la hora de su hora ya llegó.
Sin perseguirme, mando yo mi parecer.
Y que reviente el que banque,
o se aguante, Quien no es conmigo.
No es por razón de la fuerza,
sino, por fuerza de razón.
Que la hora de su hora ya llegó.
Que la hora de su hora ya llegó

Convide rutero
Escucho a las rutas llamarme.
Son voces graves que me invitan a rodar.
Dicen extrañar mi errante andar.
Pedal a fondo, tierra adentro.
Sueños invaden mi descanso
Con su carga de convide rutero.
Atravesar los amplios llanos,
Por llegar, a ningún lugar, como hace el viento.
Quieren volverme a ver.
Es por eso que están llamándome.
Sin rumbo fijo hacia delante voy,
Andar andando solo andando
por andar.
Llevar mi vida acelerando sin pensar en regresar,
O en detenerme.
Escucho a las rutas llamarme
Y su motivo viste a mi decir sincero.
El que afirmado será por quienes
por ahí, me vieron pasar,
o por aquellos que andando me han de ver.
Si consigo llenar el tanque
Responderé al llamado
Si lo quiere mi suerte
Como otras veces antes
Siendo quien siente.
Partiré...

El visitante
Olvidar
yo sé bien que no podes
como la sociedad olvida
que fuiste obligado a marchar,
en su defensa.
Recordando el mal momento
atrincherado en tu habitación;
soledad, humo y penumbras
despertares de ultratumba.
Apocalipsis del sustento interior
andar sin encontrarle alivio al tormento
desesperante, mórbida aflicción
del visitante y su castigo.
Fui elegido, para cantarte
por quienes quieren olvido restarte
grave pesado mas no inconsciente
yo te lo mando ex combatiente.
Grave pesado mas no inconsciente
yo te lo mando ex combatiente.
Para vos.
Apocalipsis del sustento interior
andar sin encontrarle alivio al tormento
desesperante, mórbida aflicción
del visitante y su castigo.
Fui elegido, para cantarte
por quienes quieren olvido restarte
grave pesado mas no inconsciente
yo te lo mando ex combatiente.
Grave pesado mas no inconsciente
yo te lo mando ex combatiente.
Para vos.

Los delirios del defacto
Uno más, entre tantos soy.
Que olvidar no quiere.
Los delirios del defacto.
Me ha dictado la razón.
Cantar en repudio
al genocidio ejecutado.
Porque no olviden.
Porque recuerden.
Aún, los que hoy mismo,
engendrados fueren tal vez.
La impunidad,
del perro guardián.
Por los que eligen,
quien es gobierno.
Por quien digite,
el control de este infierno también.
Sobre tu extensión.
Latina nación.
Uno más, entre tantos soy.
Que ha desviado el rumbo
de mártires y de santos.
Encontrando por cuestión.
Cantar en repudio,
al genocidio ejecutado.
Por los más chicos.
Por los que vienen.
Por los que hoy mismo,
engendrados fueren tal vez.
La impunidad,
del perro guardián.
Por los que eligen,
quien es gobierno.
Por quien digite,
el control de este infierno también.
Sobre tu extensión.
Latina nación.
Por los que eligen,
quien es gobierno.
Por quien digite,
el control de este infierno también.
Sobre tu extensión.
Latina nación

Amanecer en Open Door
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!
! Tengo un amigo!!!
Sé. Sí.
Amanecer en Open Door,
legal crucifixión del ser.
Sin tener familiares
que vengan a reclamarme.
Sin visitas, dice el doctor.
Es terminal Alopidol.
Solo estoy viendo amanecer.
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Tengo un amigo!!!
Sé. Sí.
Amanecer en Open Door,
legal crucifixión del ser.
Sin tener familiares
que vengan a reclamarme.
Sin visitas, dice el doctor.
Es terminal Alopidol.
Solo estoy viendo amanecer.

Del más allá
Yo tengo amigos en el más allá
esperándome.
Desencarnados espíritus graves
mentores de mi expresión.
Amigos míos que se fueron ya.
Y otros que vivos no los recuerdo,
son lo que intuyo y visten mi
cantar con pasión.
Fui como ellos en el más allá,
y ellos como yo hoy.
Un ida y vuelta del reencarne
por cantar verdades para siempre.
No hay exorcismo que cure
mi mal.
Es puro karma que lavar quiero.
Canales que abren los vicios intuición.
Muy justo es que quien tema, tiemble.
La conciencia es Dios.
Y es para quienes se opongan
a esto, que cantándolo estoy mismo.
No hay exorcismo que cure
mi mal.
Es puro karma que lavar quiero.
Canales que abren los vicios
intuición.
Amigos míos que sefueron ya.
Y otros que vivos no los recuerdo,
son lo que intuyo y visten mi
cantar con pasión.

De un mañana bajo tierra
Una extremista obseción
martilla mi conciencia.
Mostrándome que el tiempo
no dura más que la eternidad.
Escribo en canción mi visión
de un mañana bajo tierra.
Donde poder vivir libres
del control satelital.
Quiero que se corra la voz
sin sospecha ni demora.
Fijemos fecha y hora,
la precordillera es el lugar.
Imagino mi muerte
operando una oruga excavadora.
Abriendo la fosa donde vivan
los míos por venir.
Sé que se opondrán
los dueños del sueño.
Que hacen su voluntad
en la tierra como en el cielo.
Quiero que se corra la voz
sin sospecha ni demora.
Fijemos fecha y hora,
la precordillera es el lugar.
Imagino mi muerte
operando una oruga excavadora.
Abriendo la fosa donde vivan
los míos por venir.
Libertad!!! Libertad!!! Libertad!!!

El pibe tigre
Mañana es ya.
Y sin achiques,
el pibe marcha pedaleando
a laburar.
Desayunó mate de origen.
Masticó algo; prendió un faso
y se alejó.
A ganarse un hueso como changarín,
de un trompa extranjero que compra el país.
y lo derrite después.
Haciendo al pibe que estibe.
Lo vi volver, tarde y deshecho.
De su batalla cotidiana;
hecha hoy canción.
Sonrió al entrar.
Tomó alimento.
Dejó en la mesa lo ganado, y se acostó.
Rezó a Dios pidiendo antes de dormir
por ser contratado, obteniendo así
los beneficios de ser un efectivo por ley.
Mañana es ya.
Despierta el pibe,
esperanzado nuevamente va otra vez.
Duro al pedal, pitando un firme.
De obra social sus sueños son,
hasta que ve.
Acreditadores, agitandose.
El galpón vacío, la yuta y el juez.
Y a quienes dicen, que él,
cargó el derrite ayer.
un oficial se lleva al pibe.
Como implicado en el embrollo que estalló.
y en su natal país de origen,
el trompa gringo aterriza con el montón.
¡Dale, cantá pibe!
Dice el golpeador.
¿Donde está el derrite?
¿Quién se lo llevó?
Una vez libre volvió,
sin ser el mismo. Ya no.
Le dieron sin asco, hasta que cayó,
para ser pateado, hasta que murió.
El pibe tigre aquel,
del barrio Carlos Gardel.
Fue a cajón cerrado,
que se lo veló.
Pues fue desmembrado como donador,
el pibe tigre aquel del barrio Carlos Gardel.
¿Porqué será, que aún es esto
posible de ser?

Lucero del alba
Por quererte ver,
Lucero del alba.
Tropecé y caí al regresar de andar en nada.
Pasa el siglo veinte
y la ciudad Central me amarra
con su mano de cemento etereo,
al vicio de madrugarla.
Alcé mis ojos al cielo,
cuando cruzaba la plaza.
Queriendo verte Lucero,
pero no pude ver nada.
Nada más que miserables
palomares de concreto.
Tras el ramaje abatido
de uno árboles resecos.
Esta visión me distrajo,
y pisé caca de perro.
Grité la conchasumadre,
y se detuvo el patrullero.
Ay, ay mi suerte, que suerte mala.
Por quererte ver, Lucero del alba.
Acusado por el rati
que me vió mirando el cielo
y gritar conchasumadre
en el alba del Lucero.
Bajo sospecha de adicto,
a las drogas ciudadanas.
Fui sumado al registro
de ilegalidad urbana.
Ay, ay mi suerte, que suerte mala.
Por quererte ver, Lucero del alba.
Lucero del alba,
con tu luz soñe
en mi encierro.
Ella bañaba mi carne,
y ésta con su sombra el suelo.
De los llanos apartados
del gran amontonamiento.
Donde dejaba este
canto en solitario al cielo
abierto.
Mi despertar fue
tan triste, como mi
suerte de mala.
Lucero que verte quise
pero no pude ver nada.
Nada más que miserables
palomares de concreto.
Tras el ramaje abatido
de uno árboles resecos.
En la ciudad que me oprime,
al vicio de madrugarla.
Donde no hay uno que avise.
Pero muchos que se guardan, ignorándote.
Lucero del alba.
Ignorándote. Lucero del alba

A vos amigo
Esta vez, te lo dedico a vos hermano amigo
que desde ayer. Andas conmigo este camino.
Es mía la suerte de poder cantar esto que mando;
agradecido, a vos arquetipo del nunca aflojar.
Leal y gamba. Amigo fundido estoy con vos.
No olvidé,
será por eso que aunque yo rezo
no creo en el perdón,
si en el destino que nos arrimó.
Fueron las plateadas cruces de Black Sabbath
y su resplandor,
sumadas a la bella séptima estrella
y la concha de Dios, que estamos unidos,
desde el mediodía del domingo aquel
donde se intercambiaban discos de vinilo.
Con rumbo al otro lado vamos vos y yo
vos y yo.
No olvidé,
será por eso que aunque yo rezo
no creo en el perdón,
si en el destino que nos arrimó.
Fueron las plateadas cruces de Black Sabbath
y su resplandor,
sumadas a la bella séptima estrella
y la concha de Dios, que estamos unidos,
desde el mediodía del domingo aquel
donde se intercambiaban discos de vinilo.
Con rumbo al otro lado vamos vos y yo
con rumbo al otro lado vos y yo fundido a vos.
No olvidé.

Libre de temor
Océanos de soledad
pretenden arrastrarme,
el gran vacío sin revés
me grita que ya es tarde.
Estoy buscando un no sé qué
Tal vez poder hallarte,
sentirme libre de temor
seguro ha de ayudarme.
Es el sin razón,
que lastimando está nuestro corazón.
Si estás, estoy
No sueño más que poder llegar a vos.
Avivar tu luz
te hará tu propio rey.
Sé. Serás tu propio rey.
Sé, tu propio rey.
No dejes de ser loco.
No dejes que te atrapen.
Que no te importe el qué dirán,
Eso es tener aguante.